publicado el 09-12-2011






 

 
Fotodepilación masculina
 
                    
El 66% de los españoles se ha depilado alguna parte de su cuerpo. Concretamente, uno de cada cuatro pacientes que se someten a un tratamiento de depilación definitiva es hombre. Las zonas más depiladas son la cara (entrecejo, nariz y orejas), los hombros, la espalda, el tórax y las piernas; aunque las más rebeldes son la barba y la espalda. A continuación te mostramos todo lo que necesitas saber sobre la fotodepilación masculina.
                             
 
                          
El tratamiento paso a paso
                            
La fotodepilación consiste en la destrucción permanente del folículo piloso del vello mediante energía luminosa (Luz Pulsada Intensa). El tratamiento se realiza en cuatro fases:
  • Primer diagnóstico del paciente: se estudia su historia clínica previa para descartar cualquier patología asociada a la aparición del vello o excluir a cualquier paciente que esté tomando alguna medicación que contraindique la fotodepilación.
  • Una vez realizado el primer diagnóstico, se establece el número óptimo de sesiones para obtener un buen resultado.
                                       
  • Una semana antes de la primera sesión de fotodepilación, el paciente deberá rasurar la zona a tratar.
  • El día de la sesión, la piel debe estar totalmente limpia, sin ningún tipo de cosmético o crema. 
Hasta un 80% de eliminación del vello
                                        
Los resultados varían según la zona, el nivel hormonal, el tipo de piel y el color y grosor del vello. Para la eliminación del vello de zonas como la barba, cuello, pecho y espalda, se requieren más sesiones ya que el folículo suele ser de mayor grosor y el vello tiene mayor pigmentación.

Aunque el número de sesiones depende de cada caso, la mayoría de los pacientes responde al tratamiento desde la primera sesión, consiguiendo al final del tratamiento una eliminación aproximada del 80% del vello de la zona tratada.
                                  
Recomendaciones
                    
Desde la Clínica Baños aconsejan tomar las precauciones siguientes:
  • No tomar el sol ni antes ni después de las sesiones de fotodepilación.
  • Usar cremas de protección solar para proteger la piel después de cada sesión de emisión de energía luminosa.
  • No tomar el sol durante el mes previo al tratamiento. Por ello, la época ideal para realizar el tratamiento es antes y después del verano.
  • La fotodepilación en pieles muy bronceadas puede producir quemaduras.


Compartir en Facebook     Compartir en Twitter     Compartir en Google+